¡La mamá del 17! – El Siglo



sábado 8 de diciembre de 2018 – 12:01 a.m.

La señora Jenny Ramos ha sido la columna principal en la que se apoya la carrera Grandes Ligas de los bravos de Atlanta Johan Camargo

ORGULLOSA

A la señora Jenny solo le bastó ver una gran atrapada de su niño Johan Camargo, para darse cuenta de que estaba para grandes cosas, como no percatarse si recorría cada estadio apoyando al pequeño, cuando daba sus primeros pasos en el deporte. Organizaba el tiempo entre su trabajo en la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP), donde tiene 11 años de servicios y las gradas.

El fútbol lo enamoró primero, cuenta su madre, pero fue el béisbol el que le dio la oportunidad de llegar lejos.

La señora Jenny, quien es su fiel compañera, celebra hoy su día, más orgullosa que nunca. Conversó con El Siglo sobre la conexión que tiene con su hijo, sus consejos y los momentos especiales que han vivido juntos, en ese camino a la Gran Carpa, que la ha convertido en la ‘Mamá del 17′ de los Bravos de Atlanta.

¿Usted es de las madres sacrificadas, que siempre están en el estadio apoyando a sus hijos?

Te puedo decir que también aguanté bastante Sol con él en el estadio, participó en muchos torneos de COPABE y en Curundú práctico bastante.

¿Desde pequeño le vio que tenía para cosas grandes?

Sí, porque sus jugadas normalmente han sido naturales, hay una que siempre tengo en la mente, cuando hizo una atrapada en la que dije ‘este pela’o tiene madera para el béisbol’. En realidad a Johan le gustaba más el fútbol, pero por el hermano le tratamos de inculcar el béisbol.

¿Como describe a su hijo?

Es una persona de muchos retos, le gusta cuando se le pone la cosa difícil, porque son como metas que él se pone para salir adelante.

¿Cual es el momento más especial que ha vivido con el?

El 11 de abril de 2017 fue muy emocionante cuando me escribió , y me dijo ‘Mamá tienes un hijo Grandes Ligas’. Pero el día más bonito que viví fue este año el 29 de mayo, el día de mi cumpleaños, cuando pegó su jonrón; el lo había pensado y así fue. Poder estar allí, ese fue su regalo de cumpleaños, después de siete años que no pasaba mi cumpleaños con él, desde que fue firmado, así que fue una experiencia muy linda para mí.

¿Cuál es el mejor consejo que siempre le da?

Lo fácil viene y se va, pero lo difícil se valora más; que nunca desmaye, que siempre siga como es, con esa humildad que lo caracteriza.

¿Es usted su mejor amiga?

Sí y su mejor cocinera ja,ja,ja. Le gusta comer arroz, poroto, pescado y tajada.

¿Qué sobrenombre le tiene?

‘Mi negro bello’ el puede estar distraído, pero apenas escucha esa frase, sabe que soy yo.

¿Cómo era de niño?

Fue un niño bastante grande al nacer, Johan es el ‘sándwich’ y siempre fue el más inquieto.

¿Cómo vive la fama que tiene Johan?

El mismo nos ha dicho, nunca hay que perder la humildad y estamos siguiendo esa línea, con todo lo que ha pasado. Es muy bonito cuando estoy en los Estados Unidos y todo el mundo quiere tomarse fotos con él.

¿Cómo hace para organizar su tiempo entre su trabajo y pasar tiempo con Camargo en los Estados Unidos?

Gracias a Dios por las vacaciones. Uno se sacrificó trabajando horas extras y gracias a eso, tengo el tiempo acumulado para programarme y viajar. Hijo agradecido

Ese amor de madre que le profeta, ha calado en el corazón del oriundo de Bethania, quien no pierde la oportunidad de demostrárselo en sus redes sociales, con publicaciones como esta ‘Que sepas que siempre vas a ser la mejor mamá del mundo, sin duda, mi Dios, te amo mucho, mamá’.

‘Es muy bonito cuando estoy en los Estados Unidos y todo el mundo quiere tomarse fotos con él’.

JENNY RAMOS

Madre de johan camargo



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook