¿Por qué la “burguesía” socialista prefiere invertir sus fortunas en España?


“Sueño de pocos y pesadilla de muchos “en ello se ha convertido la realidad venezolana toda vez que una pequeña cúpula ha monopolizado las entradas y manejo de los recursos provenientes de aquello que se logra vender desde Venezuela como país, unas divisas que deberían engrosar las arcas nacionales pero que tan sólo sirven para engordar los abultadísimos bolsillos de los omnipotentes boliburgueses.

Una reseña que muestra la manera cómo “invierten” parte de los mal habido los cleptócratas venezolanos es presentada por el diario El País a la par que realizan la comparativa de por qué les resulta ventajoso adquirir propiedades en España y no en otros países de Europa.

En poco más de un año se han vendido en Madrid 25 viviendas nuevas a un precio de entre 13.000 y 14.500 euros por metro cuadrado, por encima de la horquilla media —entre 8.000 y 10.500 euros— que se maneja en el codiciado mercado del lujo. Pertenecen a las dos promociones más exclusivas de la ciudad, con precios por encima de los cuatro millones de euros. Se trata del número 11 de la calle de Montalbán, en Los Jerónimos, y de las viviendas del Complejo Canalejas bajo la marca de la cadena hotelera Four Seasons, junto a la Puerta del Sol. La última venta aquí ha sido un ático por 10 millones.

EEUU desmantela red de “boliburgueses” por lavado de dinero en PDVSA

La venta del ático de 10 millones de Canalejas no será la más alta que se cierre en los próximos meses, aunque cada vez quedan menos promociones en comercialización y con menos unidades. En Montalbán, de la firma Italinmuebles, falta por vender uno de los áticos más singulares de Madrid —los nueve pisos restantes ya se han colocado— por 13,9 millones.

Se trata de un tríplex, “de 749 metros, con terraza, piscina, seis dormitorios y dos obras de arte —valoradas en 250.000 euros cada una— de Carlos Cruz-Diez, un reconocido artista venezolano”, cuenta Gonzalo López-van Dam, socio director de Promora, una de las firmas comercializadoras. El metro cuadrado cuesta 18.558 euros. Por suerte, “es negociable”. Un año antes, ese mismo piso costaba 12,5 millones de euros, así que se ha encarecido algo más del 10%.

Es la subida que registró el mercado de lujo en Madrid en 2017. “Este año será algo más suave, del 7%”, apunta el director de residencial de Knight Frank, consultora que también vende otros proyectos en José Abascal, 48 (desde 3,4 a 5,8 millones) o Jorge Juan, 53 (ático de 424 metros por 4,5 millon.

Madrid es ya la segunda ciudad del mundo, por detrás de Singapur, donde más se revaloriza el residencial prime (10,3% hasta junio), según Knight Frank. Razón más que suficiente para embarcarse en el negocio. “Los inversores extranjeros, en alianza con promotores locales con elevada experiencia, están comprando inmuebles para rehabilitar integralmente”, indica en un informe Savills Aguirre Newman.

Fondos internacionales y empresarios latinoamericanos y españoles, como los Capriles o Matutes, desarrollan algunos proyectos. Y una firma de súper lujo como Sotheby’s International Realty acaba de abrir oficina en Madrid, con una cartera que arranca en 600.000 euros, según Paul Kempe, propietario de la franquicia Viva Sotheby’s. Además del comprador nacional, buscan al latino: “queremos aprovechar las conexiones que nos ofrece estar en Madrid con los mercados de Sudamérica, Centroamérica, México y Caribe”.

Por muy altos que sean los precios, clientela no falta: el número de personas con una riqueza en activos netos de más de 50 millones de dólares creció un 10% en 2017, según el informe The Wealth Report 2018, de la consultora británica. Las grandes fortunas, nacionales y extranjeras, buscan con tesón casas en Madrid y Barcelona, los dos valedores del lujo español. “El sector inmobiliario de este país es un nido de oportunidades de inversión de bajo riesgo”, dice Tom Maidment, socio de la agencia Lucas Fox. Pero es la capital la que atrae más inversiones, sobre todo tras el inicio del conflicto político catalán.

Lea aquí la nota completa de El País





Source link

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook